jueves, 15 de octubre de 2009

REINO HONGOS – FUNGI

REINO HONGOS – FUNGI
Los hongos son organismos unicelulares o pluricelulares, tienen una membrana plasmática (donde predomina el ergosterol en vez de colesterol), núcleo, cromosomas (los hongos son, por lo general, haploides), y orgánulos intracelulares. Aunque ningún hongo es estrictamente anaeróbico, algunos pueden crecer en condiciones anaeróbicas. La pared celular es rígida, con un componente polisacarídico, hecho de mánanos, glucanos y quitina, asociado con proteínas.
Los hongos se presentan en dos formas principales:
• HONGOS FILAMENTOSOS: (antiguamente llamados "mohos")
El cuerpo de un hongo filamentoso tiene dos porciones, una reproductiva y otra vegetativa. La parte vegetativa, es haploide y generalmente no presenta coloración, está compuesta por filamentos llamados hifas (usualmente microscópicas); un conjunto de hifas conforma el micelio (usualmente visible). A menudo las hifas están divididas por tabiques llamados septas.
• HONGOS LEVADURIFORMES: o simplemente levaduras — son siempre unicelulares, de forma casi esférica. No existen en ellos una distinción entre cuerpo vegetativo y reproductivo.

CLASIFICACIÓN DE LOS HONGOS
Los hongos se clasifican en basados principalmente en el tipo de esporas y cuerpos fructíferos que forman. Muchos micólogos dividen el reino Hongos en cuatro filos:
Chytridiomycota, Zygomycota, Ascomycota y Basidiomycota. Un quinto grupo, Deuteromycota u hongos imperfectos, está formado por hongos que no son fácilmente clasificados en ninguno de los cuatro grupos anteriores en base a sus estructuras sexuales.
• CHYTRIDIOMYCOTA
El filo Chytridiomycota, conocido comúnmente como Quítridos o Quitridiomicetes, incluye unas 800 especies que son encontradas en ambientes húmedos o acuáticos (dulces o salados). Son los hongos más sencillos y simples. Algunos son unicelulares y otros poseen micelios formados por cadenas ramificadas de células. Los quítridos forman estructuras llamadas esporangios que contienen esporas provistas de un flagelo. Son saprofitos, si obtienen nutrientes a partir de materia orgánica muerta, o parásitos de plantas, animales, algas y otros hongos. Algunos no necesitan oxígeno para vivir y solo se desarrollan en el estómago de herbívoros, donde digieren la celulosa y otros compuestos, su pared celular está formada principalmente por quitina.
• ZYGOMYCOTA

El filo Zygomycota, conocido como Zigomicetos, incluye unas 900 especies, la mayoría de las cuales poseen hifas cenocíticas (hifas sin tabiques transversales). En este grupo se encuentran varios hongos descomponedores, los hongos formadores de micorrizas y los parásitos de arañas e insectos. Uno de los zigomicetos más conocidos es el moho negro del pan (Rhizopus nigricans), que produce masas de hifas sobre el pan, la fruta y otros alimentos. El hongo forma filamentos enmarañados en los que se ven pequeños puntos negros que son esporangios creciendo al final de hifas especializadas. Los esporangios producen esporas asexuales, que no son móviles y que reciben el nombre de esporangiosporas. Los zigomicetos se reproducen sexualmente mediante la formación de zigosporas con paredes gruesas.
• ASCOMYCOTA
Ascomicetos, el grupo más numeroso de hongos, con alrededor de 50.000 especies conocidas, incluyen levaduras, especies formadoras de líquenes, hongos filamentosos conocidos como mohos y hongos en taza. Dos especies de ascomicetos se utilizan en la elaboración de los quesos Camembert y Roquefort para proporcionarles su sabor característico. Las estructuras fructíferas de las morillas y las trufas, dos tipos de hongos en taza, se consideran un manjar. De algunas especies del género Penicillium se obtiene el antibiótico penicilina.
Los ascomicetes tienen hifas bien desarrolladas, por lo general con un único núcleo en cada hifa y segmentadas por septos transversales. Un poro en cada septo permite el movimiento de núcleos y orgánulos entre los segmentos.
Las esporas sexuales, llamadas ascosporas, se forman, mediante un proceso de meiosis, dentro de unas estructuras con forma de saco que recibe el nombre de ascas. En muchas especies las ascas se forman dentro de unas estructuras denominadas ascocarpos.
La reproducción sexual tiene lugar cuando dos hifas de dos tipos sexuales distintos se juntan y sus respectivas estructuras de apareamiento se fusionan. Sin embargo, no se produce la fusión de sus núcleos y la célula se transforma en dicariótica (célula con dos núcleos genéticamente distintos), a partir del cual se forma una hifa dicariótica.
Los ascomicetos también pueden producir unas esporas asexuales llamadas conidios, que se producen mediante mitosis y que pueden sobrevivir durante semanas. Los conidios se forman en los extremos de hifas especializadas que reciben el nombre de conidióforos.
La levadura de la cerveza (Saccharomyces cerevisiae), además de reproducirse por medio de ascosporas, lo hace también mediante unas protuberancias, o yemas, que a la larga se separan de las células parentales. Las levaduras del género Schizosaccharomyces se dividen por fisión.
• BASIDIOMYCOTA
El grupo Basiodiomycota, conocido como Basidiomicetes, incluye unas 25.000 especies de setas, pedos de lobo, hongos oreja de árbol, royas, tizones y políporos. Este grupo engloba algunos parásitos de las plantas, mutualistas y saprofitos, incluyendo los hongos que causan la podredumbre blanca de la madera.
Los basidiomicetes poseen hifas con septos provistos de pequeños poros. Reciben su nombre por sus células reproductoras, de aspecto hinchado, llamadas basidios, que se localizan en las puntas de las hifas y en las que se forman las basidiosporas.
En el ciclo de vida típico de los basidiomicetos, se produce la fusión de los núcleos en el basidio, formándose un núcleo diploide. Tras la meiosis se originan cuatro núcleos haploides, que forman las basidiosporas. Estas son liberadas y forman hifas haploides. Posteriormente, las hifas de tipos sexuales distintos se fusionan, originando una hifa dicariótica. El micelio dicariótico crece y finalmente produce las estructuras fructíferas, en las que se desarrollan los basidios.
• DEUTEROMYCOTA - HONGOS IMPERFECTOS
Constituyen un grupo no monofilético de hongos de difícil clasificación, que no tiene categoría taxonómica. En general, los hongos se clasifican en base a sus estructuras de reproducción sexual, pero hay hongos que no tienen un ciclo sexual definido. Actualmente se están incluyendo estas especies en los cuatro grupos principales de hongos en base a las secuencias de su ADN. Sin embargo, los hongos que todavía no se han incluido en uno de esos grupos se incluyen en los deuteromicetos.


REPRODUCCIÓN DE LOS HONGOS
Los hongos se reproducen sobre todo por medio de esporas, las cuales se dispersan en un estado latente, que se interrumpe sólo cuando se hallan condiciones favorables para su germinación. Cuando estas condiciones se dan, la espora germina, surgiendo de ella una primera hifa, por cuya extensión y ramificación se va constituyendo un micelio. La velocidad de crecimiento de las hifas de un hongo es verdaderamente espectacular: en un hongo tropical llega hasta los 5 mm por minuto. Algunos hongos se pueden ver crecer bajo los propios ojos.
Las esporas de los hongos se producen en esporangios, ya sea asexual o sexualmente. En este último caso la producción de esporas es precedida por la meiosis de las células, de la cual se originan las esporas y se denominan meiosporas, las meiosporas tienen una capacidad de resistencia que les permite sobrevivir en las condiciones más adversas, mientras que las esporas producidas asexualmente cumplen sobre todo con el objetivo de propagar el hongo con la máxima rapidez y con la mayor extensión posible.
El micelio vegetativo de los hongos tiene un aspecto muy simple, porque no es más que un conjunto de hifas dispuestas sin orden. La fantasía creativa de los hongos se manifiesta sólo en la construcción de cuerpos fructíferos, los cuales, sirven para portar los esporangios que producen las esporas.
MORFOLOGÍA DE LOS HONGOS
La mayoría de los hongos están constituidos por filamentos tubulares (hifas). Cada hifa está rodeada por una pared celular que contiene quitina, un material que también forma parte del exoesqueleto de los insectos. La mayoría de las hifas no están divididas en células separadas y los núcleos y orgánulos están esparcidos por todo el citoplasma. Algunas hifas pueden estar divididas por tabiques llamados septos, en estas hifas, los septos poseen unos poros que permiten el movimiento de orgánulos dentro de la hifa.
Las hifas crecen por alargamiento de las puntas y también por ramificación. La proliferación de hifas se llama micelio. Cuando el micelio se desarrolla puede llegar a formar grandes cuerpos fructíferos, tales como las setas u otras estructuras que contienen esporas reproductoras. Normalmente, los cuerpos fructíferos son la parte más visible del hongo y suelen crecer por encima del suelo o de otras superficies, de manera que las esporas pueden ser dispersadas por las corrientes de aire o mediante otros mecanismos. Por el contrario, el micelio normalmente permanece enterrado. Por ejemplo, el micelio de una seta está encerrado bajo el suelo, mientras que el cuerpo fructífero, la estructura en forma de paraguas que nos resulta tan familiar, brota por encima del suelo.

IMPORTANCIA MÉDICA Y USO
Los hongos han sido utilizados como alimento. Muchas especies de setas son comestibles, como el champiñón, el rebozuelo y el boleto. Las trufas, un hongo con un aroma característico, son una de las especies comestibles más apreciadas. Las trufas son recolectadas con perros o cerdos entrenados que utilizan su fragancia para localizar los hongos que se encuentran enterrados.
Otros hongos se emplean en la producción o fabricación de alimentos. Las levaduras, por ejemplo, son necesarias en la fabricación del vino, en la fermentación del pan y en la elaboración de la cerveza. Ciertos hongos se emplean en el proceso de maduración del queso, en los quesos Brie, Camembert y Roquefort. En Asia, ciertos hongos se añaden a la soja para que fermente obteniendo, de esa forma, varios productos alimenticios— la salsa de soja fermentada se elabora con el hongo Aspergillus y el tempeh con el moho negro del pan Rhizopus.
Otros producen compuestos que son útiles en diversos procesos industriales. Estos compuestos incluyen alcoholes, como el etanol y el glicerol que se originan en la fermentación, y reguladores del crecimiento de las plantas, como el ácido giberélico, que estimula el crecimiento de las células vegetales, y es utilizado para acelerar el desarrollo de plantas y frutos. Los hongos también son muy importantes en la producción de antibióticos; por ejemplo, la penicilina, la ciclosporina, la cefalosporina y la griseofulvina son utilizadas para luchar contras las enfermedades fúngicas y bacterianas.
Ciertas especies de hongos se emplean en los procesos de biorremediación (utilización de microorganismos para eliminar la contaminación del medio ambiente). Los hongos también se emplean con éxito en el control de las plagas de insectos, de los hongos patógenos y de las poblaciones de nematodos y otros organismos que pueden ocasionar daños en los cultivos.

REMEDIOS

• SECALE CORNUTUM (Sec) (Cornezuelo del centeno)
• AGARICUS MUSCARICUS (Agar) (hongo loco)
• BOVISTA LYCOPODIUM (Bov)
• USTILAGO MAYZ (Ust) (hongo del maíz)
• BOLETUS LARICIS (Bol-lar)


BIBLIOGRAFÍA


• Alexopoulos, constantine j. y otros. Introducción a la micología. Barcelona: ediciones omega, 1985. Tratado sobre micología.
• Bon, Marcel. Guía de campo de los hongos de Europa. Barcelona: ediciones omega, 1988. Guía descriptiva de más de 1500 especies.
• Christensen, clyde m. los hongos y el hombre. México, d. f.: McGraw-Hill - interamericana de México, 1963. Obra de carácter divulgativo.
• Dickson, Gordon. Guía celeste de las setas y hongos. Madrid: ediciones celeste, 1991. Guía para iniciarse en el tema de la micología.
• Moreno, Gabriel y otros. la guía de incafo de los hongos de la península ibérica. 2 vols. Madrid: editorial incafo, 1986. guía descriptiva.
• Pacioni, Giovanni. Guía de hongos. Barcelona: ediciones Grijalbo, 1982. Guía completa de los hongos del mundo.
• Torres-rodríguez, Josep mª. Micología médica. Barcelona: masson, 1993. Tratado sobre los efectos de los hongos en el ser humano.
• Allen H.C. Materia Médica Homeopática. Ed. Albatros.
• Farrington Materia Médica Clínica. Ed. Albatros.
• Sankaran R. The Sensation in Homeopathy. Ed. Homeopathic M.P.
• Shore J. Birds. Ed. Homeopathy Nest
• Von Lippe. Notas Fundamentales de la Materia Médica. Ed. FEMH.
• Vijnovky. Tratado de Materia Médica. Ed. Albatros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada